Saltar al contenido

Cómo utilizar el Jabón de Azufre para el Acné

Si sufres problemas de acné en la piel, ten en cuenta que el jabón de azufre es uno de los mejores tratamientos para terminarla. El mayor enemigo de los adolescentes es el acné, que afecta a jóvenes de 12 a 25 años de edad más o menos. En las mujeres, el acné es más frecuente y puede persistir en la edad adulta que puede aparecer debido a los cambios hormonales en el ciclo menstrual, anomalías ováricas y el metabolismo androgénico.

En los hombres, el acné es menos frecuente, pero a menudo son considerados más graves y pueden desarrollar cicatrices a nivel cutáneo y lesiones inflamatorias muy dolorosas. Hay varios jabones que son capaces de ayudar en la eliminación de acné, entre ellos el más utilizado es el jabón de azufre, que presenta mejores resultados. Este tipo de jabón no es muy utilizado y es seguro que antes de este articulo ni sabias que existía.

¿Qué es el acné?
El acné es una enfermedad de la piel causada por infecciones e inflamación de las glándulas sebáceas de la piel, principalmente en el área de la cara y la espalda. Los adolescentes son más propensos a desarrollar acné, porque sus hormonas están llenas de vapor que estimulan el crecimiento del cuerpo, que hacen que las glándulas sebáceas liberen los aceites, es decir, comiencen a hacer más sebo en la piel. Los poros de la piel se volverán eventualmente con puntos negros y espinillas cuando se explotan al frotarse con los dedos.

El Jabón de Azufre para la cara
El jabón de azufre es uno de los aliados más cercanos a los adolescentes que sufren de acné. El jabón de azufre es 100% vegetal y tiene propiedades antisépticas que actuarán directamente sobre la oleosidad de la piel, limpiarla y eliminar todas las impurezas. Entre todos los jabones y cremas, el de azufre es uno de los más efectivos contra el acné, granos, espinillas, dermatitis, seborrea, untuosidad y lo más importante es que el jabón de azufre es muy barato.

Cómo utilizar jabón de azufre
El jabón de azufre debe usarse de 2 a 3 veces al día o cada vez que sientas la piel aceitosa. Debes masajear la cara especialmente en aquellos lugares que el acné sea más común, deja que la espuma actúe durante cinco minutos y luego enjuague bien para eliminar los restos de jabón. Si tu piel es mixta, debes utilizar menos porque puede dejar la piel muy seca. Siempre utiliza una toalla separada otros miembros de la casa, porque el jabón de azufre tiene un olor muy fuerte.